Gastroenteritis

¿QUÉ ES?

La gastroenteritis aguda es una inflamación del estómago y el intestino que aparece normalmente como consecuencia de una agresión al tejido mucoso de estos órganos. En nuestro medio la causa más frecuente son los agentes infecciosos, principalmente los virus, aunque también podemos encontrar gastroenteritis debidas a infecciones por bacterias. Estas últimas son normalmente de mayor intensidad y gravedad, si bien raramente son amenazantes para la vida para pacientes sin enfermedades importantes de base.

La inflamación de la mucosa de estómago e intestino produce dolor, alteraciones en la función de digestión y absorción de alimentos y en muchos casos aceleración e intensificación de los movimientos intestinales. Todo ello lleva a la producción de diarrea y vómitos.

Habitualmente el cuadro no dura más de tres o cuatro días, desapareciendo paulatinamente de modo espontáneo.

SÍNTOMAS

Los síntomas principales de la gastroenteritis aguda son:

· Dolor abdominal tipo retortijón en el vientre, más intenso y constante en la boca del estómago

· Náuseas y vómitos, inicialmente de aspecto alimentario y posteriormente acuoso

· Diarrea: aumento de número de deposiciones, que normalmente son de menor consistencia de lo habitual, llegando incluso a ser líquidas

· Fiebre, tiritona y escalofríos

DEBES CONSULTAR AL MÉDICO SI…

● Te resulta imposible ingerir nada por boca debido a las náuseas y los vómitos

● Los síntomas duran más de 48h sin ninguna mejoría, o cursan con empeoramiento

● Las heces salen acompañadas de sangre, moco o pus. Es normal que al presentar muchas deposiciones en un día aparezcan unos hilos muy escasos de sangre en el papel higiénico, por irritación anal

● Tienes enfermedades de base importantes como diabetes o insuficiencia renal

● Crees que el cuadro de diarrea y vómitos puede deberse a consumo de alimentos en mal estado

TRATAMIENTO

Se debe hacer reposo digestivo con ayuno completo de sólidos las primeras 6 a 12h, tomando durante este tiempo sólo soluciones de rehidratación oral adquiridas en farmacia. Pasado ese tiempo y si los síntomas comienzan a remitir, se podrá poco a poco reintroducir la alimentación sólda suave a lo largo de unos días, dejando lácteos y grasas para el final.

En cuanto al dolor o la fiebre, pueden tratarse con analgésicos tipo paracetamol, idealmente con consejo médico. Deben evitarse los antiinflamatorios por su potencial de erosión de la mucosa gástrica.

Si las náuseas son muy intensas, tu médico podrá prescribirte un medicamento para eliminarlas.

RECOMENDACIONES

· Si en tu domicilio hay una o dos personas con síntomas compatibles con gastroenteritis, evita compartir cubiertos o bebidas.

· No se debe utilizar como medio de rehidratación ningún tipo de refresco o zumo, ni tampoco soluciones caseras salvo que la receta haya sido proporcionada por un médico, enfermera o farmacéutico

· Evita consumir alimentos en mal estado y respeta las fechas de caducidad de los productos envasados

· No se deben tomar medicamentos para cortar la diarrea, dado que en caso de ser esta de origen bacteriano podría ser perjudicial parar la eliminación de los microorganismos causantes del cuadro

· Tampoco deben tomarse antibióticos sin prescripción médica, dado que la mayoría de gastroenteritis se deben a infección por bacterias y en ese caso los antibióticos podrían incluso empeorar el cuadro

· En caso de viajar a países tropicales o en vías de desarrollo, sigue los consejos de las oficinas del viajero en cuanto a consumo y manipulación de alimentos