Quemaduras solares

¿QUÉ ES?

La quemadura solar es una lesión aguda de la piel producida por la radiación solar.

Las quemaduras solares se producen por la exposición de la piel a los rayos ultravioleta (UV) del espectro solar. La radiación UV del sol incluye radiación UVA y UVB . Ambas son perjudiciales para la piel y los ojos. La radiación UVB es especialmente intensa en verano y en el periodo de las 4 horas alrededor del mediodía solar.

En general, la capacidad de las personas para tolerar la luz solar se relaciona directamente con el grado de pigmentación de la piel, cuanto más morena es una persona mejor la tolera.

La exposición excesiva a estas radiaciones provoca alteraciones en la epidermis causando inflamación.

SÍNTOMAS

Los síntomas suelen aparecer entre 6 y 48h después de la exposición al sol y pueden ser estos:

● Enrojecimiento de la piel con dolor local, molestias al movilizar la zona, leve inflamación y calor al tacto

● En situaciones más graves aparecen ampollas

● Ocasionalmente reacciones generales graves (llamada alergia solar) que incluyen fiebre, escalofríos, náuseas…

● Descamación de la piel en áreas quemadas por el sol varios días después de la quemadura solar

Los síntomas de la quemadura solar normalmente son temporales, sin embargo, el daño a las células de la piel es permanente y acumulativo lo cual puede tener efectos serios a largo plazo como son el cáncer (melanomas, epiteliomas) y el envejecimiento prematuro de la piel (arrugas, manchas…)

DEBES CONSULTAR AL MÉDICO SI…

● Aparece fiebre alta

● Tienes afectada una gran superficie corporal

● Si te aparecen ampollas de gran tamaño, sobre todo en niños

TRATAMIENTO

El tratamiento de las quemaduras por el sol no cura la piel. Va dirigido a calmar los síntomas de la quemadura y restaurar el aspecto de la piel.

● Aplica agua fría en forma de ducha, baño, compresas.

● Ponte alguna crema hidratante y refrescante.

● Toma analgésicos tipo paracetamol si tienes dolor.

● No romper las ampollas para evitar el riesgo de infección

● Hidrátate bebiendo abundantes líquidos.

● Las cremas con dosis bajas de corticoides pueden mejorar la sensación de quemazón

● Debes evitar el contacto con soluciones alcohólicas irritantes.

● Evita nuevas exposiciones al sol hasta que estén curadas tus quemaduras..

RECOMENDACIONES

Puedes evitar las quemaduras solares:

● Ponte crema solar al menos 30 minutos antes de la exposición solar. En verano se debe aplicar siempre que se vayan a hacer actividades al aire libre: jugar, excursiones, piscina, paseo…Lo más recomendable es un filtro solar como mínimo de 30. Hay que repetir la aplicación de filtro solar cada hora o al salir del agua.

● Cubrirte la piel con ropa es más eficaz que los filtros solares de alta calidad; los sombreros de ala ancha, las mangas largas y los pantalones largos disminuyen la exposición directa. Hay ropa específica que absorbe los rayos UV y proporcionan una

protección de 20 o más para aquellas personas con piel fotosensible o antecedentes de cáncer de piel. Utiliza sombreros y gafas de sol con al menos 100 % de protección UV.

● Evitar la exposición directa al sol entre las 12 y las 16 horas.

● Los niños menores de 6 meses no deben recibir los rayos directos del sol. Dado que la mayoría de la exposición solar total en la vida suele producirse antes de los 18 años, es importante que sepamos tanto los padres como los niños acerca de los riesgos de la luz solar.

● En un día nublado los rayos solares también son dañinos y se deben tomar las mismas precauciones

Los factores que aumentan el riesgo de quemaduras solares son:

● Geográficos: la exposición a radiación UV es mayor en el ecuador y en altitudes elevadas.

● Estación del año: la exposición a radiación UV es mayor en verano.

● Hora del día: la exposición al sol es más elevada en horarios de 12:00 de la mañana a 16:00 de la tarde.

● La realización de actividades al aire libre como la playa, el esquí, la natación y la vela, las cuales aumentan la exposición a la radiación UV.

● La toma de algunos medicamentos como los antibióticos, los anticonceptivos orales, algunos antihistamínicos y aquellos para la prevención de la malaria pueden favorecer la aparición de reacciones adversas en la piel al contacto con la luz solar. También la aplicación de algunos productos, como los perfumes, puede originar reacciones fototóxicas. Consulta a tu médico si tienes alguna duda sobre si la medicación que estás tomando pudiera producir fotosensibilidad o fototoxicidad.